Noticias destacadas
  • “Tendrán que reunirse más veces para llegar a un perfecto desacuerdo.” Enlace al artículo completo de Manuel Alcántara en Diario...

    La entrevista

    “Tendrán que reunirse más veces para llegar a un perfecto desacuerdo.” Enlace al artículo completo de Manuel Alcántara en Diario…

  • “A Mas sólo le ha faltado llorar al reconocer que su papá político, el ejemplar Jordi, a pesar de su...

    El Pujilato

    “A Mas sólo le ha faltado llorar al reconocer que su papá político, el ejemplar Jordi, a pesar de su…

  • “No es deseable, mientras no se acuerde su reemplazo, que el Gobierno siga dando marcha atrás: puede caerse en el...

    Permitido prohibir

    “No es deseable, mientras no se acuerde su reemplazo, que el Gobierno siga dando marcha atrás: puede caerse en el…

  • UN ARTÍCULO EN LA MEMORIA

    Trato familiar | DIARIO SUR 1 agosto 2007

    Ya Regan estaba armado hasta los dientes postizos, pero Clinton mejoró el arsenal. Ahora, Bush se dispone a batir todas las plusmarcas al recuperar lo que por los años 80 se llamó “guerra de las galaxias”. Los Estados Unidos quieren reafirmar su poderío, así en la tierra como en el cielo y van a desarrollar un “bombardero espacial” apto para destruir objetivos a escala planetaria en un tiempo máximo de treinta minutos. El mortífero artilugio ha sido bautizado con el nombre de “Venture Star” (Estrella aventurera X-33). Cuando Bush diga 33 el ingenio bélico empieza a soltar bombas capaces de arrasar en media hora incluso los refugios subterráneos. Después, podría regresar a su base en Estados Unidos, desde cualquier lugar del mundo, en hora y media.

    Antes cosas así no se puede negar el progreso. Los seres humanos cada vez se matan mejor y en menos tiempo. ¿Qué dirían los anónimos inventores de la flecha y de la honda si pudieran levantar la cabeza probablemente descalabrada por una piedra o taladrada por un flechazo? Se quedarían pasmados antes el desarrollo de la inteligencia de sus descendientes, que si bien aún no han descubierto ningún remedio eficaz contra la gripe, han ideado muchos para impedir que pueda aquejar a nadie.

    Hay que reconocer que unos avances de tal calibre en el desarrollo armamentístico no podrían hacerse sin una gran adoración por los mecanismos de muerte. Alguien ha calculado que durante las dos semanas que duró la conferencia de la ONU sobre armas ligeras, los 550 millones de pistolas, fusiles, lanzagranadas y minas que hay en circulación, le abreviaron la vida a 15.000 personas, pero Washington sigue defendiendo el derecho de posesión, incluso en manos de civiles. Todos quieren ser como John Wayne en “Río Bravo” y la sangre lleva al río. El uso de armas menos pesadas que la “Venture Star” es un derecho protegido por su Constitución. También lo es el de venderlas a las guerrillas. Si hay muertos, las reclamaciones al maestro armero.

    Manuel Alcántara