Noticias destacadas
  • “Son muchos los q dicen encontrarse en excelente disposición para sacarnos del atasco en el que ellos nos han metido.”...

    Disponibles

    “Son muchos los q dicen encontrarse en excelente disposición para sacarnos del atasco en el que ellos nos han metido.”…

  • “Doña Ángela se ha cansado de socorrer a los pobres de todos los distritos europeos y de más allá.” Enlace...

    Señora ama

    “Doña Ángela se ha cansado de socorrer a los pobres de todos los distritos europeos y de más allá.” Enlace…

  • “Más vale un Gobierno que no les guste a todos que un desgobierno que sólo sea del agrado de unos...

    El acuerdo

    “Más vale un Gobierno que no les guste a todos que un desgobierno que sólo sea del agrado de unos…

  • UN ARTÍCULO EN LA MEMORIA

    La verdad histórica | DIARIO SUR 21 diciembre 1998

    DESDE las más altas instancias se nos ha asegurado que la verdad nos hará libres, pero de momento lo que nos está haciendo es un lío, Su desventaja, con respecto a la mentira, es que mientras ésta es múltiple, Imaginativa y amena, la verdad es rígida y única. Por eso dice la gente que verdad no hay más que una. ¿Dónde está? Los griegos de la antigüedad -los de ahora no dicen nada- decían que es una moneda escondida o bien que yace en un pozo. Mi inolvidable amigo Pablo Neruda, cuyas líricas cenizas quizá den muestras de regocijo ahora, ante el caso Pinochet, escribió: «La verdad es que no hay verdad». Cualquiera sabe, pero el caso es que nos están traqueteando algunas certidumbres.

    La famiha del almirante Carrero Blanco sospecha que el magnicidio obedeció a una conspiración. Un cuarto de siglo después de que el presidente del Gobierno subiera bruscamente al cielo nítido de Madrid, su hija proclama que «el Gobierno franquista colaboró indirectamente en el asesinato». Según todas las conjeturas, el señor Carrero no hubiera sido un obstáculo para la restauración de la monarquía, pero hubiera llevado muy mal la España autonómica. Lo que hemos venido considerando como una incuestionable ver-. dad histórica, que la autoría fue de ETA, se pone en duda veinticinco años más tarde de lo que Antonio Gala llamó «el día de autos», o sea, del vuelo del Dodge matrícula PMM-161416.

    Tampoco en Italia tienen muy claro quién se cargó a Roberto Calvi, conocido como 'el banquero de Dios', como si Jesucristo, que echó con tan malos modos a los mercaderes del templo, precisara de banqueros. Los hijos del presidente del Banco Ambrosiano dicen ahora que su padre no se suicidó, ya que estaba encantado de la vida que llevaba, que era buenísima, sino que lo suicidaron. En opinión de sus hijos, el magnate italiano «fue víctima de una conspiración política, mañosa y religiosa». La búsqueda de la verdad es admirable, pero también peligrosa: se corre el riesgo de encontrarla.

    Manuel Alcántara